Eurogamer y la membresía

Micromecenazgos que pueden marcar la diferencia

El pasado 6 de abril el equipo de Eurogamer anunció un cambio importante para su canal de YouTube.  Los cinco rostros más habituales del canal (véase Enrique Alonso, Paula García, Diego Pazos, Josep María Sempere y Borja Pavón) comunicaron que desde ese momento activaban el programa de miembros, una función de la plataforma para acceder a contenido exclusivo mediante un pago mensual.
Que el canal con más suscriptores de la prensa especializada en videojuegos española opte por algo así es motivo suficiente para dedicarle un texto. Veamos a qué responde el cambio, en qué consiste la membresía y distintos ejemplos de micromecenazgo en España.

Nuevas formas de financiación: la membresía en YouTube

A mediados de marzo se publicó el vigesimoctavo episodio de la cuarta temporada de Buenismo Bien, programa de la Cadena SER que cuenta con Manuel Burque, Quique Peinado y Henar Álvarez en los micrófonos. El invitado de ese programa fue Facu Díaz, una de las mitades del dúo de No Te Metas en Política. Hace unos meses el joven uruguayo comenzó a hacer directos matinales en Twitch, en los que lee diversas noticias y comenta la actualidad política del país.

Durante la entrevista, Facu comentó varios aspectos interesantes sobre la creación de contenido en la plataforma de streaming. No todo es perfecto en la plataforma morada, pero es innegable que gozas de mayor libertad que en un plató de televisión. En Twitch puedes criticar a Bezos, en La Sexta, a la directiva de Atresmedia o de Planeta, no.
El directo posibilita que la persona que transmite se retroalimente con su chat, una interacción muy útil para formatos como el de Facu o para entrevistas como las que hizo en su día Víctor Martínez ‘chiconuclear’ en el canal de AnaitGames. Aunque la faceta más interesante de esta plataforma es la facilidad con la que la audiencia puede colaborar con el canal.

Si bien es cierto que una suscripción se reparte entre Twitch y la cuenta a la que te suscribes, la posibilidad de suscribirte a un canal cada mes sin pagar nada (si eres cliente de Amazon Prime) es un elemento diferencial. No es oro todo lo que reluce y la proliferación de este fenómeno no es garantía de nada, de hecho todo lo contrario. El número de canales con más de diez espectadores de media es ínfimo, pero no es necesario ser Ibai o Auronplay para que Twitch se convierta en una vía interesante.

Ya que estas líneas las escribo desde Madrid, permitidme la dosis de centralismo que rezuma de este párrafo. En menos de un mes volveremos a votar para dirimir quién gobernará la Comunidad de Madrid. Por mucho que las campañas electorales se centren en la figura del candidato que encabeza la lista de su partido, cuando ejercemos nuestro derecho en las urnas apoyamos a muchas personas. No es así en los comicios para el Senado, donde sí es posible votar a cada candidato a senador por separado.

Si compramos un diario, por ejemplo Marca, el más vendido en España, podremos leer a nuestro columnista favorito, la crónica que relata la gesta de nuestro equipo la pasada jornada… además de muchas páginas con firmas o contenido que quizá no nos interesan lo más mínimo. Pagar para acceder al trabajo de nuestra pluma predilecta acarrea adquirir el paquete completo, de la misma forma que las salas de cine deben proyectar varias películas mediocres si quieren tener el gran éxito de una distribuidora.

Es ahí donde radica la ventaja de plataformas como Twitch. Todo el contenido es gratuito, pero muchas personas optan por apoyar económicamente aquellos canales que ofrecen un contenido que su audiencia quiere disfrutar. Con tu suscripción eliges a una persona, un canal.

De todo lo que dijo Facu Díaz hubo una cosa que me hizo torcer el gesto. Si bien es cierto que no le falta razón al señalar que la suscripción de pago a YouTube Premium no tiene mucha implantación en España, sí se ha convertido en una opción clave para distintos proyectos la opción de la membresía.

Unirse a un canal de YouTube se parece más a convertirte en ‘patron’ en Patreon que a la suscripción de Twitch. El pago te da acceso a ciertas ventajas: desde contenido exclusivo a una vía de contacto directa con las personas que conforman el proyecto. Dejemos Patreon para más adelante, ya que el principal motivo tras este texto es la posibilidad de unirse al canal de YouTube de Eurogamer.

El caso de Eurogamer

La ‘gente buena’ de Eurogamer no es la primera en recurrir a la membresía de YouTube como vía de ingresos. De los canales que sigo, el primero en hacerlo fue el de La Media Inglesa. El 2 de enero de 2020 lo anunciaron en este vídeo y desde entonces han conseguido que el proyecto dedicado a cubrir el fútbol inglés crezca tanto para los miembros como para el resto. El servicio en sí ha cambiado desde entonces, parece una tontería, pero cuando lo hicieron todavía no era posible activarlo desde el móvil.

Miguel Quintana, periodista deportivo que abandonó Ecos del balón para comenzar una carrera en solitario en su propio canal de Youtube, también cuenta con esta opción en su canal desde este año. Pese a que colabora en Radio Marca y que desde hace meses presenta Míster Underdog, contar con una fuente de ingresos estable como la membresía se antoja clave para que Quintana duerma tranquilo y pueda desarrollar su profesión en condiciones.

Otros canales relacionados con el periodismo deportivo podrían dar el salto pronto. Los muchachos de Drafteados comentaron en un vídeo que era una opción que se estaban planteando, pero aún no han recurrido a ella. Sí que tienen un canal de Twitch, eso sí.

Volvamos a Eurogamer. En esta entrada recogí parte de su recorrido hasta 2020, pero quedó desactualizado muy rápido. Tanto por la marcha de Pep, Pui y Javi, como por la figura de Germán (el editor de los vídeos) o la membresía. En Eurogamer siempre han sido muy transparentes con este tipo de decisiones. Hicieron un vídeo para explicar su salto a Mixer, una suerte de rival de Twitch que no terminó de lograr su objetivo. También comentaron por qué llegaron a un acuerdo con Facebook Gaming, acuerdo que aún sigue vigente. La transmisión de dos directos al día entre semana por parte de la redacción era y es una forma de aumentar los ingresos y mejorar así las condiciones de la plantilla. Lo mismo sucede con la opción de unirse al canal de YouTube.

Eurogamer lleva muchos años al frente de los canales de la prensa especializada en videojuegos en España en YouTube. Hace poco Vandal logró llegar al millón de suscriptores. Eurogamer tiene más de 1.640.000. Todas esas personas suscritas (y las que no, aunque dudo que haya miembros del canal que no estén suscritos cuando esta opción es gratuita) pueden desde la semana pasada convertirse en miembros del canal por una cantidad fija mensual: casi tres euros el primer nivel, casi nueve si se desea acceder a aún más ventajas como aparecer en los créditos finales de los vídeos, por ejemplo.

El primer día se estrenaron con tres vídeos: un top de Borja Pavón, fácilmente el mayor reclamo del canal durante años junto al formato que ahora podemos ver en casa de ‘los Chiclanas’; el primer episodio de ‘Sofá y mantita’, una suerte de podcast de una hora sobre cine y series, en esta ocasión fue el turno de Wandavision; y ‘Por qué me enamoré de Ocarina of Time’, el primer ‘Retroanálisis’, una joya de 14 minutos en la que Paula comparte su relación con el clásico de Nintendo 64.
El viernes ofrecieron un directo exclusivo para miembros: dos horas dedicadas a responder muchas más preguntas que la cifra habitual en el clásico ‘Responde’. Solo por descubrir secretos arcanos como el anterior trabajo de Paula ya merece la pena haber pagado.

Aquí podéis ver el vídeo mencionado al principio de este texto, dedicado a explicar los detalles de este cambio en el canal:

La difícil situación del periodismo especializado en videojuegos

A la vista de sus cifras en YouTube y Facebook Gaming no sería nada arriesgado afirmar que Eurogamer es la cara de la moneda, una situación magnífica que ojalá englobe cada vez a más medios. Por desgracia, a otros medios les ha tocado ser la cruz. La última entrada que escribí estuvo dedicada justo a este tema.

El cierre de Mundogamers supuso un golpe más al sector de la prensa de videojuegos, una profesión a la que pocos pueden dedicarse en exclusiva. Hemos perdido revistas en papel, webs con años de trabajo detrás y proyectos autónomos sobrados de talento (en el artículo que menciono en el párrafo anterior destaco dos de los que más añoro: Scanliner y bukku qui). Tal es la fragilidad del sector, por desgracia. Por suerte, fuentes de financiación como la membresía de YouTube o las suscripciones en Twitch ofrecen herramientas para mantenerse a flote.

Cada proyecto es un mundo y por tanto no existe una fórmula aplicable a todos por igual. Eurogamer tiene a la mayor parte de su público en YouTube, como sucedía en los casos de La Media Inglesa o Miguel Quintana, por lo que la membresía es una gran opción. No obstante, si medios como AnaitGames o Nivel Oculto optaran por ella dudo que gozaran del mismo éxito. Por suerte, existe Patreon.

Anait va cada vez mejor, sus ingresos no dejan de aumentar. Cuando pude hablar con ‘chiconuclear’ sobre ello hace casi un año ya me sorprendía que el confinamiento no hubiera reducido sus ingresos, sino todo lo contrario. Los meses han pasado y, tras estrenar diseño web, incorporar múltiples colaboradores y aumentar su oferta de contenido exclusivo en formato podcast, han logrado superar los siete mil euros mensuales. Todo un hito para el mejor ejemplo de sostenibilidad vía Patreon del sector.

Si estáis interesados en conocer más periodismo de videojuegos al que apoyar en Patreon, más allá de alguien tan popular como Dayo (cuenta con 420 patrons y más de 1.200 dólares al mes), los que me puedo permitir apoyar hasta el momento son: Eva Cid (366 patrons y 905 dólares al mes), PostGame (11 y 44$), Espada y Pluma (22 y 52$), Desayuno Continental (38 y 181$), Nivel Oculto (77 y 300$) y Todas Gamers (54 y 254$).
Quedan fuera de esta enumeración proyectos de otro tipo como Manual o GTM debido a que el modelo de negocio es distinto. Ojalá pronto otras webs como Terebi Magazine se animen a dar el salto. Incluso, quién sabe, desde NAT Moderada podríamos planteárnoslo también.

Es fundamental que si un proyecto nos gusta y queremos seguir disfrutando de él lo apoyemos, ya sea con dinero o compartiendo su trabajo para que así alguien que sí pueda permitírselo lo haga. Por eso en esta página web encontraréis contenido sobre AnaitGames, Terebi Magazine, GTM, AntiHype… sumado a todo lo que publicamos en el Twitter de NAT Moderada.

Ojalá llegue un momento en el que estos medios y profesionales no dependan de ello y gocen de una seguridad laboral y financiera total. O no, quizá es mejor que sigan dependiendo de los micromecenazgos para tener así mayor libertad editorial y olvidarse así de la publicidad. Sea lo que sea, lo importante es que no se pierdan trabajos y las condiciones para los profesionales del sector sean óptimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *